Quiénes somos

Lo que nos mueve en Fundación Educacional Loyola es ofrecer una educación integral, centrada en la persona e inspirada en una pedagogía ignaciana, ofreciendo aprendizajes de calidad a niños y niñas de contextos vulnerables.

Es por ello que, en colaboración con la Red Educacional Ignaciana, aspiramos a ser una comunidad educativa comprometida con los valores de Jesucristo y, mediante la adhesión al proyecto educativo que nos anima, ayudar a cada estudiante a descubrir su propia vocación, desafiándoles a colaborar en la construcción de un país más justo, humano y fraterno.

Un objetivo claro

Queremos que las instituciones que forman parte de la Fundación Educacional Loyola sean espacios de excelencia académica para una formación integral y evangelizadora, que respondan a las necesidades actuales. Tenemos una meta: que nuestros estudiantes puedan conocer sus intereses, capacidades y posibilidades y así desarrollar su propio proyecto vital aportando a la construcción de una sociedad más justa, humana y solidaria.

Una de nuestras aspiraciones es que estén siempre involucradas y en diálogo con los contextos culturales y sociales en las que están insertas, aportando en la formación de la comunidad local y en la transformación necesaria para que las personas tengan una vida más digna.

Una historia de servicio

La Fundación Educacional Loyola es una institución sin fines de lucro que se suma a la larga tradición educativa de la Compañía de Jesús en el mundo y en Chile, promoviendo valores como: la educación de calidad, la capacitación laboral, la formación humana y cristiana en sectores vulnerables de nuestra sociedad chilena.

La red de colegios y escuelas que componen la Fundación comparte los valores ignacianos. “En todo amar y servir” es parte de nuestra razón de ser. Por ello, todos los integrantes de nuestras comunidades escolares, colaboramos con la misión de Cristo.

Siempre juntos

Las cuatro instituciones de la Fundación Educacional Loyola trabajan de la mano, teniendo una visión común, compartiendo los mismos valores que brotan desde nuestra identidad católica e ignaciana, y movilizados por el mismo objetivo de sentar las bases de una educación jesuita, gratuita y de calidad.

Porque nuestro modo de trabajo es colaborativo, son importantes para nosotros los vínculos de colaboración con las instituciones que forman parte de nuestras redes. En primer lugar con los diez colegios de la Compañía de Jesús en Chile.  Pero al mismo tiempo con los colegios y escuelas de Fe y Alegría y con todas las instituciones que conforman la Red Educacional Ignaciana.  Todo esto inserto en la extensa red de centros educativos de la Compañía de Jesús en América Latina y en el mundo. 

 

Únete a nuestra noble causa